Leo Messi sigue gobernando el mundo del fútbol dentro de la cancha y fuera de la misma siempre se presta para demostrar sus habilidades con la pelota en los pies en los más insólitos desafíos presentados para las redes sociales y la televisión. Esta vez, su calidad fue de lo mejor, pero levantó sospechas.

En esta ocasión, el crack de Barcelona debía embocar una pelota en un aro a lo lejos con la particularidad de que sobre la misma tenía una botella, siendo un objetivo doble de acertar el tiro y lograr que el objeto quede parado tras el golpe.

No sólo logró acertar el remate, sino que además hizo que la botella diera de una vuelta entera y cayera parada en el piso, recordando un viejo desafío de las redes llamado “bottle flip”.

Leave a Reply