Mark Cerny, encargado del a arquitectura y otras importantes cuestiones de las últimas consolas de Playstation, se reunió con algunos periodistas para revelar los primeros detalles de lo que, suponemos, será la Playstation 5, aunque por ahora no la llaman así.

Una de las primeras aclaraciones que hacen desde Sony es que la nueva consola no llegará al mercado este año. La empresa decidió no presentarse en la E3 de este año, por lo que falta bastante para que veamos a la consola en acción. Sin embargo, hay varias novedades para comentar.

Cerny reveló que la futura máquina tendrá retrocompatibilidad con PS4, soportará juegos en disco y también soportará la actual versión de PSVR. No se descarta que se lance una versión nueva y más precisa del sistema más adelante. En cuanto a lo gráfico, soportará resoluciones de hasta 8K y aquí se ponen buenas las cosas.

La consola tendrá incorporado un CPU AMD muy potente. Sin ponernos demasiado técnicos, soporta ray tracing, que es una tecnología muy usada en grandes películas de Hollywood, pero que jamás se probó en el mundo de las consolas de videojuegos por los costos que representa y el poco espacio que hay para implementar algo así. Cerny asegura que cambiará la manera de hacer juegos, desde cuestiones gráficas a cómo se comportan los personajes en un escenario.

Por último, la gran novedad de la PS5 será la incorporación de un disco rígido de estado sólido. Aquellos que cuenten con uno en su PC sabrán que esto acelera cualquier tiempo de carga de aplicaciones y juegos y ese es el objetivo de Playstation. Cerny realizó una prueba con el Spider-Man andando en una PS4, donde un proceso de carga tardó 15 segundos, y un prototipo de la nueva consola, donde se vio el mismo proceso durar menos de un segundo.

Desconocemos cuándo habrá más información al respecto, pero ya se pueden ir descartando varias teorías sobre la próxima generación de consolas, que muchos creíamos estaría enfocado en el streaming.

Deja un comentario