Canadá aprobó la legalización de la marihuana

Canadá aprobó la legalización de la marihuana

0

El Parlamento de Canadá aprobó esta madrugada el uso recreativo de la marihuana y se convirtió así en el segundo país del mundo en adoptar esa medida cinco años después de Uruguay. De esta forma, abrió el camino para su libre producción y consumo desde septiembre.

El país puso fin a la prohibición que pesaba sobre el cannabis desde 1923. En Canadá, el uso medicinal estaba permitido desde 2001. El proyecto de ley fue aprobado en el Senado por 52 votos a favor y 29 en contra y dos abstenciones (en Diputados fue por 205 votos a favor y 82 en contra), y se prevé que el mercado legal de cannabis esté listo en un período de entre ocho y doce semanas, a mediados de septiembre. La ley aún deberá ser homologada por el gobernador general, que representa a la reina Isabel, pero ese paso no es más que una formalidad. Una vez que se promulgue la ley, los canadienses mayores de 18 años, o de 19 en algunas regiones podrán comprar un máximo de 30 gramos de marihuana de un puñado de vendedores públicos y privados autorizados o por correo. Además, cada hogar podrá cultivar un máximo de cuatro plantas de marihuana.

La legalización del cannabis fue una promesa de campaña de 2015 del primer ministro Justin Trudeau, quien ha admitido haber fumado un porro “cinco o seis veces” incluso después de haber sido electo parlamentario hace una década.

“Ha sido demasiado fácil para nuestros hijos obtener marihuana, y para que los delincuentes logren beneficios. Hoy, cambiamos eso. Nuestro plan para legalizar y regular la marihuana acaba de pasar el Senado”, escribió Trudeau en su cuenta de Twitter.

El senador Tony Dean, que promovió el proyecto de ley, destacó “la votación histórica para Canadá” que tuvo lugar en la Cámara Alta y que supuso “el final de 90 años de prohibición” y de “un enfoque que sencillamente no funcionó”, según la cadena CBC.

Se trata de una “política social transformadora” y “un paso valiente por parte del Gobierno”, añadió Dean, para quien lo importante es que ahora Canadá podrá “comenzar a enfrentarse a algunos de los daños del cannabis”, a ser “proactivos en la educación pública”.

“Veremos el fin de la criminalización y podremos comenzar a abordar el mercado ilegal de 7.000 millones de dólares de Canadá. Estas son cosas buenas para Canadá”, agregó.

Articulos similares

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta