Sebastian Ignacio, Gerente General de Ecos Diarios hizo esta consideración en contacto con Segundos Afuera al ser consultado sobre la intervención del Parque Miguel Lillo.


En Segundos Afuera debutó la nueva sección “Banca Abierta”, un espacio que se les brinda a los oyentes para debatir sobre los temas trascendentales de la ciudad. Este martes se eligió uno de los que más voces a favor y en contra generan: la intervención del Parque Miguel Lillo con fines comerciales.

 

Uno de los testigos históricos de la ciudad de Necochea es Ecos Diarios, actualmente el único diario en papel y el más longevo, ya que lleva 98 años de existencia siguiendo la agenda de actualidad de la ciudad.

 

Su gerente general, Sebastián Ignacio, fue consultado por Segundos Afuera sobre la historia de este debate sobre la intervención del parque, que tiene su primer antecedente en 1952, cuando –según lo que publica el matutino- fue loteado para llevar adelante un desarrollo urbanístico. Ese proyecto, que no prosperó en el tiempo, se encuentra prácticamente oculto en el archivo histórico de la Municipalidad.

 

Luego de narrar los hechos más destacados de esta discusión histórica, Ignacio se tomó el tiempo para hacer algunas consideraciones personales. “Donde se terminan los pinos, todo para el lado de los campings, hay que lotearlo y venderlo”, lanzó, y aseguró que “si alguien viene a invertir en serio, va a ser más fácil si vos sos dueño de la tierra y no te la dan y después no sabés si viene otro loco y te la saca”.
Además, agregó: “Acá hace falta plata y la única forma que Necochea tenga plata es vendiendo la joya de la abuela”.