Crearon una computadora acuática

Bajo la perspectiva de la ciencia básica, la computadora de agua, abre una nueva forma de pensar este tipo de tecnología en el mundo físico.

Un equipo de ingenieros de la Universidad de Stanford en California ha desarrollado un ordenador que funciona gracias al movimiento sincronizado de las gotas de agua, que actúan como el reloj que permite que el PC ejecute tareas y procese la información.

El dispositivo es el resultado de la manipulación de la dinámica de fluidos de gotas para dar lugar a un elemento primordial de la informática: un reloj completamente funcional.

Este ordenador tiene la capacidad de llevar a cabo cualquier operación de la misma forma que lo haría un ordenador electrónico convencional, aunque su tasa de proceso de datos es más lenta, eso sí.

El funcionamiento de este ordenador es posible gracias a que las gotas de agua actúan en la práctica como bits de información y se vale del movimiento preciso de cada unidad de fluido para procesar tanto los datos como los materiales físicos de forma simultánea.

Para que el PC pueda realizar sus funciones, es imprescindible la existencia de un reloj. Así, integra un campo magnético giratorio compuesto por matrices de barras de hierro diminutas que puede actuar como un reloj que sincroniza las gotas.

Las rotaciones del campo magnético computan como un ciclo de reloj y el sistema opera con absoluta sincronía, de manera que no hay lugar a error. La presencia o ausencia de una gota representa los valores 0 y 1 del código binario.

La capacidad para controlar el flujo de gotas de agua de este ordenador podría tener interesantes aplicaciones, especialmente en la biología de alto rendimiento, en la química y en la fabricación digital escalable.