Al menos una semana más -o quizás solo unas horas- deberá esperar Juventus para volver a gritar campeón. El equipo de Paulo Dybala dejó escapar la primera chance de conseguir su octavo Scudetto consecutivo al perder sorpresivamente 2 a 1 frente a SPAL en el partido que abrió la 32ª fecha de la Serie A. De todos modos, el domingo podrá obtener el título si Napoli no gana su partido.

La ventaja con la que llegó a este compromiso (20 puntos sobre Napoli, el segundo) y la necesidad de dosificar fuerzas hizo que Massimiliano Allegri no arriesgara a varios de sus futbolistas en la visita al estadio Paolo Mazza de Ferrara.

Cristiano Ronaldo, Giorgio Chiellini, Emre Can, Douglas Costa y Mario Mandzukic descansaron, por lo que el entrenador echó mano a futbolistas que habitualmente no son titulares y a chicos como Paolo Gozzi Iweru y Grigoris Kastanos.

Aun con una formación alternativa, la Juve controló el juego en el primer período y, sin ser dominante, logró sacar ventaja en una maniobra con algo de fortuna ya que un remate del portugués Joao Cancelo que viajaba desviado encontró en el camino a otro juvenil, el encendido Moise Kean, quien corrigió la dirección y batió al arquero Emiliano Viviano.

Pero SPAL, que pelea por conservar su lugar en la Serie A y había ganado tres de sus últimos cuatro encuentros, empujó desde el arranque del complemento y encontró la parda cuando apenas se habían jugado cuatro minutos, con un cabezazo de pique de Kevin Bonifazi tras un córner desde la derecha.

Sabiendo que pocas veces se le iba a presentar una ocasión como esta, SPAL siguió buscando y encontró su premio a los 29 minutos, cuando Alessandro Murgia anticipó a otro de los pibes por los que apostó Allegri, Hans Nicolussi Caviglia, y asistió a Sergio Floccari, quien definió con frialdad.

Deja un comentario