Son muchos los que culpan a las diferentes herramientas digitales por la frecuencia de errores ortográficos. Los correctores automáticos usualmente son prácticos, pero en ocasiones fallan. Y cuando no lo hacen, generan que el escribiente se “desligue” del aprendizaje de las reglas de la buena escritura.

Sin embargo, en la escena tecnológica existen aliados para usar en forma correcta los signos de puntuación y despejar dudas frecuentes. Además de muchas plataformas online con soluciones, como el sitio web de la Real Academia Española (RAE), las tiendas de aplicaciones móviles ofrecen herramientas útiles para eludir las faltas de ortografía.

Una opción interesante es Aprende Ortografía con Tests. Disponible en forma gratuita para equipos con Android, la app incluye diversos modos para poner a prueba los conocimientos en esta materia. Tiene más de 500 cuestionarios y más de 10 mil preguntas sobre ortografía, además de dictados. También permite realizar exámenes simulados, con un lapso de tiempo para entregar las respuestas.

Sirve para aprender y practicar palabras y/o frases con las dudas más frecuentes (desde la disyuntiva “b” o “v”, hasta el uso de tildes) y también estudiar signos de puntuación. Se aprecia su carácter gratuito, aunque incluye publicidades. La interfaz de la herramienta es muy sencilla e incluso algo anticuada, aunque esto no va en contra de su utilidad y experiencia de uso.

La RAE ofrece una aplicación propia en Google Play, que también se descarga gratis, aunque tiene varios puntos en contra. Para comenzar, la cantidad de anuncios invasivos. Además, la app es un diccionario sencillo que simplemente reenvía a diferentes sitios en línea cuando se quiere profundizar algún término o regla ortográfica.

Sí es una buena opción es la app Corregime. La herramienta nos recibe con dos opciones básicas: buscar una palabra y convertir un número a letra. Por ejemplo, ¿cómo se escribe “206”? Como yapa, agrega la traducción al inglés, portugués y a números romanos.

Cuando se buscan palabras, indica la forma correcta de escribirla, las definiciones e incluye una pestaña con sinónimos. ¿Puntos en contra? Muestra algunos caracteres incompatibles y, una vez más, nos encontramos con anuncios que resultan invasivos.

El juego también es un buen camino para aprender las reglas ortográficas. En la tienda de Google hay varias alternativas en este terreno, específicamente diseñadas con ese objetivo. Una opción muy lúdica es Apalabrados, una app súper popular con más de 10 millones de descargas en Android, que además está disponible para equipos con iOS de Apple.

La propuesta es similar al juego de mesa Scrabble: formar palabras en un tablero con las letras que tenemos disponibles. Está disponible en muchos idiomas, español inclusive, y se juega online contra otros jugadores conectados. Igual que las otras aplicaciones que repasamos, se consigue gratis y tiene anuncios. Un detalle: para jugar hay que registrarse o bien ingresar con las credenciales de Facebook.

 

 

Deja un comentario