Paul McCartney no para un segundo. A sus 76 años y con una carrera maravillosa, el tipo sigue promocionando sus discos como si tuviera 25 años y recién estuviera arrancando en esto de la música. A lo largo de los últimos tres meses no paró de realizar acciones -presenciales y online- para que «Egypt Station», su nuevo disco, llegara al número 1 de los charts estadounidenses. Y a solo un día de conocerse la noticia, capitaliza la prensa estrenando el video de «Back in Brazil», quizás la peor de las nuevas canciones.

El clip muestra la historia de amor entre dos jóvenes cariocas que se separan antes de entrar al show del beatle en el país, solo para mostrar que ella termina acompañando a Paul en el escenario y bailando junto a él.

McCartney comenzó anoche la primera parte de su gira presentación del nuevo álbum en Canadá. A lo largo de casi 3 horas y 39 canciones, sonaron clásicos de los fab four como «Michelle» y «I Saw Her Standing There», los hits de sus discos con Wings como «Nineteen Houndred and Eighty Five» y «Letting Go» y las nuevos temas, que pasaron a engrosar su lista de éxitos.