Los sistemas de inteligencia artificial son hábiles para muchos trabajos que hasta hace no mucho fueron exclusivos del ser humano. El terreno de la creatividad parecía estar a salvo, pero ya no. Ahora los robots también se le animan al arte.

Una noticia retumba en la escena artística. Christie’s concretó la venta del primer retrato creado con inteligencia artificial. La tradicional casa de subastas esperaba recibir cerca de 10.000 dólares. Finalmente un comprador anónimo pagó 432.500 dólares.

Los detalles de la obra

La pintura lleva por título Portait of Edmond Belamy. Está firmada por un algoritmo, tal como se advierte en el margen inferior del cuadro.

Naturalmente, no es una creación 100% mecánica. Se trata de un trabajo de Obvious, un colectivo de arte parisino, quienes se apoyaron en un software de código abierto ya existente. El sistema fue «entrenado» con 15 mil obras realizadas en los últimos 700 años.

Si bien hicieron intentos con paisajes y desnudos, eligieron el retrato: “Descubrimos que son la mejor forma de ilustrar nuestro punto, que es que los algoritmos son capaces de emular la creatividad”, dicen desde Obvious.

El “pintor artificial” utiliza dos algoritmos. Uno que crea la imagen, y otro que busca diferencias con retratos pintados por humanos. Y a pesar de su destreza aún tiene mucho por mejorar, según reconocen los involucrados en el proyecto.

Mientras críticos, expertos y aficionados al arte debaten sobre el verdadero valor de estas obras, el sistema de Obvious sigue creando.