Tal como explicó Florencia en el inicio de la entrevista, Payamédicos es una ONG que cuenta con más de tres mil voluntarios en Argentina y Chile, creciendo desde su fundación, en 2002, ayudando a los pacientes y a sus familiares a que la estadía en los hospitales sea más llevadera, utilizando la risas y los juegos como herramienta.

Escuchá la nota completa:

En Necochea comenzaron a trabajar en 2014, cuando crearon la asociación. Participan 15 voluntarios activos, pero se van sumando más trabajadores a medida que se van gestando los cursos de ingreso. Los únicos requisitos que se necesitan para formar parte de esta organización es ser mayor de 18 años y tener el secundario completo.

«Nuestra función es sacarlos del lugar. Hacer que por 5 minutos que dejen de estar en el hospital, que dejen de estar en una situación grave. Que el foco de atención seamos nosotros, que sean colores, que sea un chiste», expresó Nahuel Salvai, que desempeña como voluntario en la ONG.

Florencia Pérez, otra de las voluntarias, contó cómo una dura pérdida la acercó a la solidaridad: «Yo hace más o menos 8 años, cuando mi mamá fallece de cáncer, empecé con un voluntariado en oncología». Por otra parte, Nahuel, comentó que siempre tuvo el don de la solidaridad, pero con las obligaciones no estaba tan compenetrado. Luego, escuchando una entrevista en Estación K2 le quedó reverberando la idea de ingresar a Payamédicos hasta que al año siguiente ingresó a la organización.

Luego, confesaron que cuando se caracterizan como Payamédicos hacen cosas que de otra manera no lo harían.

 

El piloto de Necochea se quedó este domingo con la única final que se disputó en el autódromo de Paraná, una competencia especial de larga duración. Con su Mondeo, «Johnnito» largó desde la pole y completó un gran fin de semana con la victoria, su segunda de la temporada. «Estoy contento con la carrera de ayer. Venía de ganar en Rosario y ahora repetir en Paraná, la verdad que me pone muy contento», expresó.

Escuchá la nota completa:

El hombre del Sportteam largó adelante en la final y logró quedarse con el primer lugar hasta su parada en boxes para recargar combustible. Desde ese momento, el liderazgo pasó a manos de Franco Girolami (Lancer). Pero el hermano menor del campeón del Súper TC 2000 debió parar a cuatro vueltas del final, y la punta volvió a manos de De Benedictis. Sobre esto, comentó: «como una parada iba a hacer obligatoria y bueno yo decidí entrar ni bien se gasten los primeros 20 litros». Luego agregó: «estoy en un equipo muy bueno, lo han demostrado con mi auto».

Sin embargo reconoció que ha tenido problemas con su auto para el Turismo Carretera: «La verdad que este año los autos del equipo no anduvieron bien», lamentó.

Finalmente, el hijo del histórico «Johny» se apoderó del triunfo escoltado por Matías Rodríguez (Mercedes), completando un 1-2 para el equipo Sportteam, y Agustín Canapino (Mercedes), líder del campeonato. En los últimos metros, los escoltas del ganador presentaron una intensa pelea por el segundo lugar.

De Benedictis sumó así su segundo triunfo de la temporada, pues ya se había adjudicado la final de Rosario, por la cuarta fecha. La próxima competencia, séptima de la temporada, se disputará el 19 de julio en el autódromo de Concepción del Uruguay, también en la provincia de Entre Ríos.

Por último, Juan Bautista se sumó a Actitud Solidaria 2015 y prometió que donará indumentaria oficial.