El presidente del Consorcio de Gestión del Puerto Quequén, Arturo Rojas, está encarando las gestiones para la reconstrucción del Puente Ezcurra, derrumbado en el año 1980 por las inundaciones que azotaron a nuestra ciudad. En Segundos Afuera, el funcionario aseguró que pedirán un proyecto técnico que les permita tener certezas sobre cuánto costaría realizar la obra y consideró que “es una necesidad imperiosa”.

No cabe duda que “Bohemian Rhapsody” fue uno de los éxitos cinematográficos del 2018. Premiaciones y una masiva asistencia a las salas de cine lo atestiguan.

Desde su estreno nunca se habló de una segunda parte como un proyecto concreto, a pesar de que el film -si no lo viste, no sigas leyendo- termina en la actuación del grupo en Live Aid. Sin embargo, recientes rumores afirman que hay conversaciones avanzadas con la idea de crear una secuela.

Rudi Dolezal -un antiguo amigo de Freddie Mercury- aseguró que la banda sondea dicha posibilidad. De continuar, esta segunda parte se iniciaría en aquel mismo show de 1985. Por ahora, ninguna voz oficial se ha pronunciado al respecto, pero no olvidemos que el mismo Brian May deslizó meses atrás lo siguiente: “Creo que Live Aid es un buen punto para dejarlo. Pero quién sabe, podría haber una secuela”.

Pete Townshend publicará su primera novela a fin de año. The Age of Anxiety aparecerá (mundialmente, según el anuncio) el 5 de noviembre y es, según la editorial, “una gran novela rockera que captura la locura de la industria de la música” vista a través de los ojos de un narrador que es “culto, ingenioso y poco confiable”.

El libro explora “la ansiedad de la vida moderna y la locura en una historia que se expande a través de dos generaciones de una familia londinense, sus amantes, colaboradores y amigos”, continúa el comunicado. The Age of Anxiety es, además, parte de un plan mucho más complejo de Pete Townshend, que incluye un disco y una instalación de arte, todo como parte de un mismo universo.

En 2015, el compositor de The Who declaró a Rolling Stone que quería trabajar en obras que abarcasen distintos formatos y soportes. Ahora, con el anuncio de su novela, agregó en un comunicado: “Hace diez años, decidí crear una obra magna que combinaría ópera, una instalación de arte y una novela. De repente, acá estoy, con un libro terminado y listo para publicarse. Soy un ávido lector y realmente disfruté escribirlo, y también estoy feliz de anunciar que la mayor parte de la música ya está compuesta, lista para ser pulida para su grabación e interpretación. Es tremendamente emocionante”.

Aunque The Age of Anxiety es su debut como novelista, no será el primer paso como escritor para Townshend, que publicó varios cuentos a lo largo de los años, y que en 2012 lanzó su autobiografía, Who I Am. A la par, el guitarrista está trabajando junto a Roger Daltrey y el productor Dave Sardy (responsable de los dos últimos discos de Oasis) en el primer álbum de The Who en 13 años y un show en el estadio de Wembley en julio.

Fuente: Silencio.com.ar

Ni una “Yegua” ni el corcel de la tapa de Infame, sino los propios Babasónicos serán los protagonistas de la noche del 1° de junio en el Hipódromo de Palermo. Esa fecha es la elegida por la banda liderada por Adrián Dárgelos para presentar Discutible, su último disco.

El anuncio sólo fue hecho en las redes de la banda y de manera escueta, con un texto que dice “La respuesta es”, en relación al single “La pregunta”, y la fecha y el lugar escritos sobre una foto contrastada, como para que apenas se vea a los integrantes de Babasónicos. Todavía no hay datos sobre la puesta en venta de las entradas.

Tras la salida de Discutible, la banda hizo un show grande en Buenos Aires, en el Estadio Obras, pero allí sólo tocó cuatro de los diez temas del disco. Babasónicos se presentó el lunes pasado en Rock En Baradero, después de la suspensión de su show la noche anterior, y también tuvo una importante participación en el festival Cosquín Rock.

Fuente: Silencio.com.ar

El Campo Argentino de Polo fue clausurado en forma preventiva por el Gobierno porteño. La disposición limita la realización de recitales masivos y se tomó tras comprobar que el sábado, durante el show del Dj Hernán Cattáneo, se superó el nivel de sonido permitido. La decisión gubernamental, que se dio a conocer este lunes, no sólo preocupó a los organizadores, sino también a miles de espectadores: en dos semanas, según todavía está programado, ahí tocará Paul McCartney.

La clausura fue dictada por la Agencia de Protección Ambiental (APRA). Fuentes del organismo dijeron que la medida abarca “actividad de música y canto en vivo”. Las mismas fuentes explicaron que ahora los organizadores deben “presentar un descargo y pagar una multa por haber excedido el límite de decibeles estipulado por ley”. Tienen hasta 15 días para responder.

El sábado durante el recital de Cáttaneo, el área de Fiscalización Ambiental de la APRA comprobó que el nivel de sonido superaba lo permitido. Para llegar a esa conclusión, midieron seis puntos: uno dentro del campo y otros cinco en el exterior. El análisis hecho en el interior fue continuo y determinó que durante el 68% del tiempo en el que transcurrió el recital se superó el límite autorizado de decibeles (95 dB). Y el máximo registrado fue de 101 dB.

Por su parte, en el exterior se hicieron mediciones en avenida Dorrego 3250, Andrés Arguibel 2850, Arévalo 3005 y en dos puntos de la Avenida Del Libertador: al 4360 y 4200. Según los análisis de APRA, sólo en Libertador 4360 se superó el nivel de sonido permitido por motivos unicamente atribuibles al recital.

En lo que va de 2019, el Campo de Polo fue escenario de sucesivos recitales. Antes de Cattáneo se habían presentado el británico Ed Sheeran y dos veces Luis Miguel. Esa porción de Palermo, que hasta hace unos años no era sede de recitales masivos -entonces estaban más asociados al barrio River, los alrededores de la cancha de Vélez e incluso Ferro- se convirtió en una pesadilla para vecinos: por los ruidos pero también por las molestias en el tránsito.

Un ejemplo de saturación se vivió el sábado 23 de febrero. En el Campo de Polo tocó Ed Sheeran, mientra que, en simultáneo y enfrente, en el Hipodromo de Palermo, se desarrolló Buenos Aires Trap, que reunió a Bad Bunny, Duki, Cazzu, entre otros, y llenó los alrededores de adolescentes y jóvenes.

En el barrio dicen que cuando hay recital la tranquilidad del fin de semana termina hacia las 16. Después, los vecinos históricos eligen recluirse en sus casas. Ahí, denuncian, los pisos y ventanas tiemblan al ritmo de la música y las vibraciones provocadas por los espectáculos. En paralelo, encontrar un espacio dónde estacionar se vuelve un desafío. Los vallados para quienes concurren a los conciertos aparecen en la avenida Dorrego y el tránsito queda también reducido por capas de ingreso y egreso sobre Libertador. Además, desde el mediodía, comienzan los controles vehiculares. Antes y después de los espectáculos, la sordera la provocan los bocinazos de los conductores ansiosos por avanzar en un área colapsada.

Si bien el anuncio de la clausura despertó cierta tranquilidad entre los vecinos, o al menos el sentimiento de que sus reclamos empezaban a ser escuchados, la noticia también trajo preocupación. Es que en dos semanas, en el Campo de Polo se realizará el recital de Paul Mc Cartney.

Desde la Asociación Argentina de Polo, cuya área de Prensa reconoció la clausura, aseguraron que la realización del concierto no está en riesgo.

A la falta por ruidos molestos por música se la considera “fugitiva”, lo que implica que la falta cesó al momento en que los organizadores del recital presentan el descargo y, al ser “fugitiva”, puede ser levantada o ratificada por el Gobierno porteño. Mientras que, es el Ministerio de Justicia y Seguridad quien fija la multa. Pero los antecedentes de clausuras preventivas en la Ciudad de Buenos Aires no ofrecen grandes castigos: en noviembre, durante el fallido Superclásico por la Copa Libertadores, la cancha de River fue clausurada en forma preventiva; a la mañana siguiente la disposición ya había sido levantada.

Fuente: Clarín.

El último domingo se celebraron las elecciones a gobernador en Nequén, donde el candidato y mandatario provincial en funciones, Omar Gutiérrez, se impuso y logró la reelección. Los candidatos de Unidad Ciudadana y Cambiemos quedaron relegados al segundo y tercer lugar, respectivamente, en lo que se puede leer como el primer sondeo político del año antes de las presidenciales.

En Segundos Afuera, el corresponsal de Canal 9 y Canal 26, Elio Brat, dio su visión sobre los comicios en la provincia sureña.

 

 

Este lunes comenzó la inscripción para los asadores que quieren ser parte del certamen “Puro Asado”, que se desarrollará el 14 de abril en el predio de La Rural. Habrá lugar para 25 participantes que, además de competir por los premios en efectivo, podrán vender sus asados al público que participe del evento.

La inscripción se realiza en la Subsecretaría de Producción del municipio, en Avenida 59 al 2137, Planta Alta; o solicitar mayor información comunicándose telefónicamente al (02262) 52-0460.

Son muchos los que culpan a las diferentes herramientas digitales por la frecuencia de errores ortográficos. Los correctores automáticos usualmente son prácticos, pero en ocasiones fallan. Y cuando no lo hacen, generan que el escribiente se “desligue” del aprendizaje de las reglas de la buena escritura.

Sin embargo, en la escena tecnológica existen aliados para usar en forma correcta los signos de puntuación y despejar dudas frecuentes. Además de muchas plataformas online con soluciones, como el sitio web de la Real Academia Española (RAE), las tiendas de aplicaciones móviles ofrecen herramientas útiles para eludir las faltas de ortografía.

Una opción interesante es Aprende Ortografía con Tests. Disponible en forma gratuita para equipos con Android, la app incluye diversos modos para poner a prueba los conocimientos en esta materia. Tiene más de 500 cuestionarios y más de 10 mil preguntas sobre ortografía, además de dictados. También permite realizar exámenes simulados, con un lapso de tiempo para entregar las respuestas.

Sirve para aprender y practicar palabras y/o frases con las dudas más frecuentes (desde la disyuntiva “b” o “v”, hasta el uso de tildes) y también estudiar signos de puntuación. Se aprecia su carácter gratuito, aunque incluye publicidades. La interfaz de la herramienta es muy sencilla e incluso algo anticuada, aunque esto no va en contra de su utilidad y experiencia de uso.

La RAE ofrece una aplicación propia en Google Play, que también se descarga gratis, aunque tiene varios puntos en contra. Para comenzar, la cantidad de anuncios invasivos. Además, la app es un diccionario sencillo que simplemente reenvía a diferentes sitios en línea cuando se quiere profundizar algún término o regla ortográfica.

Sí es una buena opción es la app Corregime. La herramienta nos recibe con dos opciones básicas: buscar una palabra y convertir un número a letra. Por ejemplo, ¿cómo se escribe “206”? Como yapa, agrega la traducción al inglés, portugués y a números romanos.

Cuando se buscan palabras, indica la forma correcta de escribirla, las definiciones e incluye una pestaña con sinónimos. ¿Puntos en contra? Muestra algunos caracteres incompatibles y, una vez más, nos encontramos con anuncios que resultan invasivos.

El juego también es un buen camino para aprender las reglas ortográficas. En la tienda de Google hay varias alternativas en este terreno, específicamente diseñadas con ese objetivo. Una opción muy lúdica es Apalabrados, una app súper popular con más de 10 millones de descargas en Android, que además está disponible para equipos con iOS de Apple.

La propuesta es similar al juego de mesa Scrabble: formar palabras en un tablero con las letras que tenemos disponibles. Está disponible en muchos idiomas, español inclusive, y se juega online contra otros jugadores conectados. Igual que las otras aplicaciones que repasamos, se consigue gratis y tiene anuncios. Un detalle: para jugar hay que registrarse o bien ingresar con las credenciales de Facebook.

 

 

Hubo una época en que los videojuegos tenían como objetivo parecerse cada vez más al juego real. Ese tiempo parece que se acabó. Al menos en el mundo de las transmisiones de los partidos de la NBA.

Hace algunos días, la cadena ESPN estrenó en los Estados Unidos la opción de realidad aumentada en el partido en el que Los Ángeles Lakers de Lebron James recibieron en el Staples Center a los Milwaukee Bucks de Giannis Antetokounmpo, el mejor equipo de la Conferencia del Este en lo que va de temporada.

¿En qué consiste el sistema para que el público pueda ver esta nueva forma de transmisiones deportivas? La opción se denomina CourtVision, una transmisión con múltiples ángulos enriquecida con realidad aumentada, que ofrece diferentes visualizaciones del juego y datos de los jugadores.

Utilizando la inteligencia artificial y la realidad aumentada, las personas que estén siguiendo el partido, ya sea en una TV, PC o dispositivo móvil, pueden apreciar en tiempo real las estadísticas de los jugadores.

Además, para sumarle un costado divertido al nuevo formato, Second Spectrum, la empresa que desarrolló el sistema y viene trabajando en una alianza junto a la NBA, le sumó efectos especiales a la transmisión. Por ejemplo, si un jugador lleva varias puntos consecutivos y vuelve a anotar un tiro de tres, le sale fuego de sus manos. También se puede ver un rayo cayendo en el tablero cuando un basquetbolista anotó un tiro detrás de la línea de tres puntos.

Con base en Los Ángeles, esta empresa que fue fundada en 2013, tiene como objetivo revolucionar el deporte a través de la inteligencia artificial. En su alianza con la NBA, Second Spectrum le provee de datos a las franquicias que son parte de la competición.

En la era de la big data, donde las nuevas tecnologías se utilizan para mejorar el rendimiento de los jugadores y buscar exprimir al máximo los datos en beneficio de erradicar los errores del juego, Second Spectrum le ofrece las estadísticas al staff de entrenadores. Ahora, algunos de estos datos ya se pueden ver en las transmisiones.

El formato CourtVision ofrece tres posibilidades para seguir un partido de NBA en realidad aumentada. En la opción “Modo Entrenador”, la pantalla se transforma en una gran pizarra interactiva, donde el usuario puede ser con una línea el movimiento del jugador que lleva la pelota. O cómo un compañero de equipo le facilita, con un movimiento, un acceso al aro con mayor seguridad.

Otra forma de ver la acción en cancha es eligiendo la versión “Modo Jugador”. En esta opción, cada vez que un jugador esté por realizar un tiro al aro, se podrá ver (los datos están en la parte superior de la figura) qué porcentaje de eficacia lleva en el partido (total) y, dependiendo en qué sector del campo efectúe un disparo, el porcentual que lleva en la zona de tiro.

Por último, existe la chance de elegir ver un partido en el formato más parecido al de un videojuego, de esos con muchos efectos especiales que repletan la pantalla de color. Esa opción se denomina “Modo Mascota”.

En la actualidad, hay una demora de dos minutos entre la transmisión convencional y la de este nuevo formato. La empresa que lleva adelante el desarrollo de la aplicación ya anunció que espera reducir de manera significativa el tiempo de procesamiento de los datos.

La NBA ya había innovado con la forma en que los usuarios que contratan el League Pass (la opción rentada de streaming que tiene la liga), pueden ver las transmisiones. Por ejemplo, si querés ver el juego con tu dispositivo en vertical, se adapta el formato. Lo mismo sucede si se utiliza la pantalla en horizontal.

Se abre una nueva era en la forma de ver los partidos de la NBA. Además de seguir disfrutando los encuentros con el formato “tradicional”, ahora se sumó una nueva opción en las transmisiones con datos en tiempo real. Algo cada vez más parecido a lo que sería estar siguiendo a tu jugador preferido y pensar que lo podés controlar teniendo un joystick en la mano.