Cuáles son y qué ofrecen los pueblos europeos que buscan habitantes

Cuáles son y qué ofrecen los pueblos europeos que buscan habitantes

0

Dinero para afincarse y casas medievales a un euro son algunas de las estrategias de cientos de antiguos pueblos europeos que corren riesgo de desaparecer.

Quién no querría vivir en un pueblito encantador de Europa, tranquilo, donde establecerse no solo no cuesta nada sino que tiene beneficios? Únicamente en España se calcula que son más de 4000 las aldeas y localidades que corren riesgo de desaparecer del mapa. Un panorama similar enfrentan Italia y Francia, donde su población rural envejece año tras año, lo que convierte a algunos lugares en parajes fantasmas. Pero por muy tentadora que parezca la propuesta, es importante tener en cuenta que no es solo para soñadores, sino más bien para pioneros, que se animen a enfrentar escenarios tan bellos como adversos.

Las causas de la escasa población en estos sitios son múltiples. El desempleo, la falta de perspectivas de desarrollo de carrera para los jóvenes, el bajo índice de natalidad (las escuelas cierran porque no hay niños) y la lejanía de los centros de salud, entre otras cuestiones que amplían cada vez más la brecha entre la vida urbana y la rural. Por eso desde hace casi una década se multiplican las propuestas para contrarrestar esta merma que compromete no solo el presente sino también el futuro, amenazando con ponerle punto final a una historia, en muchos casos, de siglos.

Ideas para afincarse

Este año, las autoridades de Bormida, una localidad italiana de la región de Liguria, en el noroeste del país, salieron a la pesca de pobladores. En el 1900, Bormida tenía 1000 habitantes. Hoy, menos de 400 y en descenso. Es por eso que la alcaldía decidió lanzar una campaña para captar interesados, a los que ofrece 2000 euros para facilitar su radicación.

Según los medios regionales, alquilar una pequeña vivienda tiene allí un costo mensual de 50 euros, cifra que sube a 120 si se trata de una casa para una familia. El alcalde Daniele Galliano es el principal impulsor de esta iniciativa y uno de los concejales definió al pueblo como “una comunidad pequeña pero muy acogedora, con un estilo de vida saludable y aire puro para respirar”. Claro, no es un lugar para fanáticos de la tecnología y la vida agitada, sino un sitio en el que el pastoreo sigue siendo una de las principales actividades y el senderismo un modo de disfrutar del tiempo libre. Bormida tiene vestigios del Medioevo (como iglesias y monasterios) aún en pie, junto a sus bellos lagos.

En Cáceres, España, los habitantes de Acebo se movilizaron para frenar el éxodo. Son 590 los censados y han decidido encarar su propio resurgimiento. Para eso ofrecen gratuitamente tierras fiscales, asesoramiento y facilidades para quienes se asienten con la intención de dedicarse a la agricultura y la ganadería en este pueblo de 54 km2 de extensión que está ubicado en el norte de Extremadura. El programa se llama “Acebo, un lugar para vivir y trabajar”, y busca inspirar a otros pueblos en riesgo. Es que de acuerdo con datos de la Federación Española de Municipios y provincias, más de 4000 localidades de ese país están en peligro, tienen menos de 500 vecinos y buscan con desesperación a las nuevas generaciones.

En Miranda de Ebro, se impulsó un plan de apoyo empresarial por el que se ofrecen tierras de manera gratuita a las compañías que decidan poner sus oficinas o fábricas allí.

Más que casas

Un reciente informe del Instituto Nacional de Estadística (INE) de España revela que hay más de 2900 municipios abandonados, sobre todo en Galicia y Asturias, al norte del país. En muchos de esos pueblos, la venta simbólica de casas al increíble precio de 1 euro comenzó a tomar fuerza a mediados de 2016. ¿Cómo se explica la ganga? Porque quienes compren las propiedades se comprometen a refaccionarlas (muchas están en lugares hermosos pero en estado inhabitable) y a vivir en el pueblo al menos un determinado período de tiempo, que varía pero tiene el objetivo de evitar la especulación inmobiliaria.

Incluso hay aldeas enteras en oferta: en Cortegada, comarca gallega, por ejemplo, hay un terreno abandonado de 15.000 m2 con 12 viviendas de piedra que se puede comprar por casi nada, bajo la promesa de remodelar las propiedades. Según el diario El País, 1500 pueblos españoles deshabitados están en venta, el 70 por ciento de los cuales requiere reformas de fondo.

En un municipio francés que limita con Bélgica llamado Roubaix hay 4000 viviendas abandonadas que fueron puestas a la venta a 1 euro cada una. Por el mismo precio se pueden adquirir casas en Italia, en la aldea Carrega Ligure, en la región norteña del Piemonte, donde resisten aún 85 habitantes.

En Gangi, Sicilia, hay por ese precio irrisorio casas medievales. Pero en este caso las autoridades exigen a los interesados un pago de 5000 euros en concepto de garantía para cumplir con la renovación de la estructura y la fachada. En la vieja Europa los pueblos se mueren en una lenta sangría demográfica. Pero con su último aliento buscan, todavía, a quienes se deslumbren con esos paisajes de otro tiempo y quieran vivir con la tranquilidad que brinda el trabajo en el campo y las tardes de descanso.

El caso argentino

En la provincia de Santa Fe, hay un pequeño pueblo que hace un año busca sumar habitantes. Su nombre es Colonia Belgrano, a solo 90 km de la capital santafesina. Son 1300 vecinos que lanzaron, junto con una fundación y una ONG, el programa “Bienvenidos a mi pueblo”dirigido a familias jóvenes y emprendedoras para que instalen su negocio o se sumen a algunas de las industrias que se desarrollan en el pueblo. Las facilidades son tentadoras: entregan tierras para la construcción de viviendas y capacitación para empezar una nueva vida aquí, en un lugar tranquilo donde ver crecer libremente a las nuevas generaciones.

Fuente:LaNación

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta