El café fue declarado saludable

El café fue declarado saludable

0

Un estudio realizado por científicos italianos arrojó resultados muy favorables para los amantes de esta bebida.

Desde que, alrededor del 1600, los mercaderes venecianos introdujeron el café en Europa, esta bebida, plena de sabor y propiedades estimulantes fue lentamente conquistando paladares y su consumo se expandió al resto del mundo.

Su popularidad fue siempre en aumento y generó olas de fanáticos y adictos en todo el planeta. Surgieron diversas formas de tomar café y con el crecimiento exponencial de su consumo, aparecieron también los estudios médicos advirtiendo sobre las consecuencias negativas para la salud que implica beberlo en exceso.

Afortunadamente, en estos comienzos del siglo XXI, las cosas parecen estar cambiando. Giuseppe Grosso, un epidemiólogo nutricional de la Universidad de Catania, Italia, tomó el tema de si el café es saludable o no como causa y, junto a otros colegas, realizaron un estudio destinado a terminar con las dudas sobre esta dicotomía.

Antes de ingresar al trabajo de estos investigadores y valorar aún más esta bebida, hay que destacar sus cualidades. Sus granos poseen fitoquímicos, propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Estas sustancias y la cafeína ejercen específicos efectos, por ejemplo, sobre las enzimas que regulan el funcionamiento del hígado, el metabolismo de la glucosa y la insulina y la reparación del ADN.

El estudio, luego publicado en el periódico científico temático The Annual Review of Nutrition, compara 127 investigaciones (ninguna pagada por una compañía dedicada a la alimentación o venta de comida y bebidas) que habían realizado estadísticas sobre temas similares.

Algunos estudios solo mostraban aleatoriamente pruebas controladas sobre la forma de administrar el café o la cafeína. Pero la mayoría de ellos eran el resultado de profundas observaciones sobre el mundo real de esta bebida y los hábitos de consumo.

Grosso y su equipo cruzaron trabajos y datos, lo que arrojó diversos resultados. Muchas investigaciones encuentran evidencias probables del que el tomar café puede estar asociado con un riesgo decreciente de muchos tipos de cáncer, incluidos el de mamas, colón, de endometrio y próstata, con un 2 a 20% de reducción del riesgo, dependiendo del origen.

Asimismo, la revisión halló una reducción del 5% en enfermedades cardiovasculares y del 30% para la diabetes y el mal de Parkinson. La tasa de riesgo de muerte por consumir habitualmente café, también disminuyó.

Además lograron desentrañar un tema complejo: el riesgo de padecer presión alta y la muerte por todo tipo de cánceres. Descubrieron que la confusión se iniciaba en que tomar café en general está asociado con el hábito de fumar, muy perjudicial para la salud. Los no fumadores que beben café están algo más protegidos contra estos males.

A pesar de que estas noticias son óptimas para los “cafeteros”, existe un grupo de riesgo que hay que tener en cuenta: las mujeres embarazadas. El problema se plantea porque el feto carece de las enzimas necesarias para metabolizar la cafeína que ingiere la madre. Por lo tanto, y aún cuando no existe demasiadas evidencias, se aconseja que las mujeres en este estado limiten o erradiquen el consumo de esta bebida.

Por su parte, el trabajo determinó cuál es la cantidad de cafeína ideal que una persona puede ingerir diariamente: cuatro o cinco tazas, el equivalente a un litro, es la medida ideal, lo que aporta unos 380 a 475 mg de cafeína por día.

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta