Argentina es el octavo país del mundo que más spam recibe

Argentina es el octavo país del mundo que más spam recibe

Además es el cuarto país latinoamericano que más ataques cibernéticos recibe. Las tendencias en seguridad informática para 2018.

Un informe anual de seguridad informática, que analiza 157 países, revelo que Argentina es el 4° país con más ataques y amenazas cibernéticas de Latinoamérica. El año pasado, Argentina ocupaba el tercer puesto, lo cual significa una mejora en la seguridad de las empresas locales. El podio en la región lo ocupan Brasil, México y Venezuela.

Lo más grave en el país es el spam: se encuentra en el Top 10 mundial de países amenazados por los correos no deseados, ocupando el 8° puesto. Argentina tiene un promedio de 57,8% de ataques efectivos por correo electrónico, mientras que la media mundial es del 54,6%.

El informe, realizado por la empresa de seguridad informática Symantec, destaca que el malware sigue aumentando en los dispositivos móviles, incluyendo el número de nuevas variantes, el que aumentó en un 54% a nivel mundial. El reporte señala que se bloquearon un promedio de 38 mil aplicaciones maliciosas diarias en dispositivos móviles durante 2017 en todo el mundo.

El boom del “criptojacking”

Los ataques de criptojacking -que piden rescate en criptomonedas- aumentaron en un 8.500% durante 2017 a nivel mundial, consecuencia del aumento astronómico de los valores de las criptomonedas o monedas digitales. El año pasado, para los que no se acuerdan, surgió WannaCry, uno de los ransomwares más importantes de la historia, que afectó a 74 países del mundo. Para los expertos de Eset, otra compañía de seguridad informática, esta fue una de las tendencias más importantes de 2017 junto al phishing y la privacidad de los datos.

Sí, este informe de finales del año pasado se adelantó a la crisis más grande de 2018 y de la historia de Facebook: el uso indebido de datos por parte de Cambridge Analytica, un incidente que puede haber tenido injerencia en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.

Volviendo a las criptomonedas, además del secuestro de información los piratas informáticos tienen otro método para generar ingresos: el uso de computadoras ajenas para minar monedas virtuales. Un hacker solamente necesita algunas líneas de código para tomar el poder de procesamiento y el uso de CPU en la nube robada a empresas o consumidores para extraer criptomonedas.

Según el reporte de Amenazas a la Seguridad de Internet, si bien en 2017 el número de familias de ransomware disminuyó, el número de variantes de ransomware se incrementó en un 46%, indicando que los grupos criminales están innovando menos, pero siguen siendo muy productivos.

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta