Tras una primera reunión cara a cara, los representantes de Barcelona que viajaron a París y los dirigentes de PSG no llegaron a un acuerdo. Sin embargo, hubo algunos avances que hacen ilusionar a los hinchas culé con la vuelta de Neymar al Blaugrana.

Según indican los principales diarios deportivos españoles y franceses, los directivos del conjunto catalán se fueron conformes con lo que se habló el martes, aunque la historia no había empezado de la mejor manera.

Los primeros pedidos del conjunto francés para desprenderse de Ney fueron Coutinho, Semedo y un tercer jugador a elegir entre una lista que presentase el Barça y que llegaría como cedido, además de 100 millones de euros. Desde el Barsa le bajaron el pulgar, ya que consideran a Semedo intransferible.

Con el correr de los minutos, PSG fue bajando sus pretensiones: su idea es desprenderse cuanto antes del brasileño y dar vuelta la página. Barcelona estaría dispuesto a soltar a Coutinho, Rakitic y una suma de dinero, algo que no ven con mala cara en el París Saint-Germain.

Lo que pase en las próximas reuniones será clave para la resolución de esta novela. Mientras, Lionel Messi se contactó con su amigo para seducirlo y asegurarse que no se pondrá la camiseta de Real Madrid. El sueño del rosarino es volver a rearmar el trío ofensivo con Neymar y Suárez.

Mientras, Ney descansa en Portugal y aguarda novedades. El lunes por la noche fue a ver un concierto de Paula Fernandes en Olhão y el martes se mostró disfrutando de las playas de Benagil Caves, lejos de los reproches de los hinchas del equipo parisino.

Deja un comentario