Esto no es un simulacro: Myspace reconoció que borró accidentalmente unas 50 millones de canciones subidas por 14 millones de artistas. ¿Y cuál es la noticia? Que Myspace sigue existiendo, desde ya.

El fallo fue descubierto por distintos usuarios de Reddit cuando intentaban reproducir música en lo que alguna vez fuera la red social más grande del mundo. Uno de ellos envió un mail a una casilla corporativa de Myspace y obtuvo una respuesta lacónica. “En una migración de servidores, los archivos se corrompieron y no pudieron ser transferidos a nuestro nuevo sitio. No hay forma de recuperar estos datos”, indica el correo firmado por Jana Jentzsch, responsable de Seguridad de la compañía.

A medida que la noticia comenzó a difundirse, la plataforma se vio obligada a mencionar el problema oficialmente… admitiendo que era más grave de lo que parecía. “Todas las fotos, videos y archivos de audio que has subido hace más de tres años pueden no seguir estando disponibles en Myspace”, se leyó en un mensaje publicado en la portada del sitio. “Pedimos disculpas por el inconveniente y sugerimos que guardes tus backups”. Como si la gente no hubiera usado la web justamente para eso.

Es difícil imaginarlo hoy, pero Myspace fue más grande que ̶J̶e̶s̶ú̶s̶ Google, convirtiéndose en el sitio más visitado del mundo en 2006. Todo lo que hoy sucede en plataformas como Spotify, YouTube o Bandcamp tenía lugar ahí; artistas como Kate Nash o Arctic Monkeys vieron en ese portal el inicio de sus carreras.

La historia de la empresa da cuenta de esa montaña rusa que es la internet. En 2005, News Corporation -el holding dueño de Fox- compró Myspace en 580 millones de dólares, pero la vendió en 2011 en apenas 35 millones. Hoy pertenece a Viant, una plataforma de publicidad propiedad de la editora de revistas Time Inc.

Con todo, la moraleja de esta historia es sencilla: nunca, nunca, hay que confiar en “la nube” para guardar información sin backup. Lo que hoy le pasó a Myspace le puede suceder a Facebook, Google Photos o Dropbox, así que deberías ir pensando en recuperar ese viejo disco rígido externo que tenés en la mesa de luz.

Fuente:Silencio

Deja un comentario