Tan solo cinco minutos necesitó Lisandro Aristimuño para mostrar todo su abanico compositivo y hacer gala de las virtudes que lo llevaron a convertirse en el cantautor más importante de su generación.

El 16 de septiembre de 2017 el músico tocó por primera vez en el Luna Park, después de recorrer el país durante quince años. El show fue la excusa para presentar Constelaciones, su último y gran disco. De ese álbum se desprende esta versión poderosa de Hijo de Sol.

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta