Kurt Cobain, Scott Weiland y Chris Cornell, el costado trágico del grunge

Kurt Cobain, Scott Weiland y Chris Cornell, el costado trágico del grunge

0

Hace unos años, un conductor de radio le preguntó a Chris Cornell si le preocupaba que otros referentes del grunge como Scott Weiland, Kurt Cobain y Layne Staley estaban muertos. “No lo sé, es complicado. Creo que siempre se lo relaciona con el tema de las drogas. Tengo otros amigos que tenían mucho talanto y que murieron de otra forma”, respondió. Hoy se sumó al maldito listado.

Fueron parte de un movimiento que puso en jaque al poderoso britpop. Todo comenzó a fines de los ‘8o, en los Estados Unidos, en Seattle, un lugar donde dieron sus primeros pasos bandas como Nirvana, Pearl Jam y Soundgarden. El término “grunge” significa sucio, desaseado y su sonido encajó con sus guitarras distorsionadas, baterías al frente, y melodías vocales.

Kurt Cobain fue el primero en morir. Nirvana cerró su tour europeo el 1 de marzo de 1994 en Munich, sin saber que esa sería su último recital. Incluso tenían prevista una segunda función al otro día, pero fue cancelada porque a Cobain le diagnosticaron bronquitis. Un mes después, tras recaer en el consumo de heroína, se suicidó en su casa de un disparo en la cabeza, sumándose al trágico club de los 27. El grup había asomado la cabeza un años antes con la salida de su segundo disco Nevermind. Su primer corte, “Smells Like Teen Spirit” se adueñó del mundo.

Shannon Hoon fue otro que se fue joven. El cantante de Blind Melon murió el 21 de octubre de 1995 a causa de una sobredosis. La música alternativa estaba de duelo. Hoon había tratado de alejarse del infierno de las drogas, en una rehabilitación fallida cuando nació su hija. Pero ese octubre de 1995, mientras la banda viajaba a Nueva Orleans para dar un show, Hoon consumió tanta cocaína que su corazón explotó. Tenía 28 años. “No Rain” fue la canción que más sonó del grupo, con el recordado video de la nena abejita.

Scott Weiland corrió el mismo destino. Una voz que brilló en bandas como Stone Temple Pilots y Velvet Revolver. Murió el 3 de diciembre de 2015 por una sobredosis a los 48 años, en plena gira de su banda The Wildabouts. Su talento quedó inmortalizada en discos como Core (1992) o Purple (1994), donde los Stone Temple Pilots alcanzaron un gran éxito de ventas con su sonido entre el hard-rock y el grunge. Afrontó problemas con las drogas y la Justicia en varias ocasiones. Arrancó con su carrera en solitario con el disco 12 bar blues en 1998 y formó parte desde 2002 del grupo Velvet Revolver, en el que también estaba Slash.

Lamentablemente la lista sigue. Podemos sumar a Andrew Wood, cantante de Mother Love Bone, que murió de una sobredosis de heroina. Y fue su amigo Cornell quien decidió formar una banda en su homenaje, Temple of the Dog, con integrantes de Pearl Jam Stone Gossard y Mike McCready (guitarras), Jeff Ament (bajo), Matt Cameron (batería) y Eddie Vedder, que era un segundo vocalista. Layne Staley, cantante de Alice in Chains, que por esas cosas del destino, murió el mismo día que Kurt Cobain, un 5 de abril, pero de 2002. La causa, una sobredosis de speedball, una mezcla letal de heroína y cocaína. Todo su sufrimiento lo llevó a conseguir una voz única, con sentimientos.

Fuente:LaViola

Articulos similares

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta