Frances Bean, la hija de Courtney Love y Kurt Cobain viene dando que hablar en el último tiempo por los indicios del comienzo de una carrera musical propia. Esta vez es noticia para darnos una tristeza: la artista de 25 años ha perdido una de las guitarras más icónicas de su padre en su divorcio.

Se trata de la Martin D-18E de 1959 que Cobain utilizó para el famoso MTV Unplugged de Nirvana en 1994, unos meses antes de la muerte de Kurt.

La historia es que Frances estuvo casada con Isaiah Silva desde 2014 hasta 2017 y las cosas no terminaron bien. Supuestamente Frances había otorgado a Isaiah esta guitarra como regalo de bodas y luego se la pidió de vuelta, a partir de la separación, y él se negó a devolverla. Para darle un fin a los problemas legales, la hija del rockero decidió ceder esta guitarra, que más allá del altísimo valor material, representa un icono musical. De este modo, Frances también se evitó tener que pagar los 25 mil dólares mensuales de manutención que exigía su ex marido.

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta