“Bryan Singer ya no es el director de Bohemian Rhapsody“, informó en un escueto comunicado la productora Fox, a dos semanas de terminar el rodaje. Con versiones cruzadas entre el director y la compañía, todo parece indicar que el trasfondo de la situación tiene que ver con la mala relación de Singer y parte del elenco actoral.

Unos días antes de esta decisión, Fox había informado un parate temporal del rodaje por una “indisposición inesperada” del cineasta. Un representante de Singer argumentó que esto se debió a un problema personal de salud y que la empresa le impidió atender a un familiar “enfermo de gravedad”. “No quería nada más que poder terminar el proyecto y contribuir a honorar el legado de Freddie Mercury y Queen, pero Fox no me ha permitido hacerlo porque necesité poner en primer lugar, temporalmente, mi salud y la de mis seres queridos”, se defendió Singer.

Algunos medios estadounidenses empezaron a correr la versión que Singer tuvo varias peleas y faltazos sin previo aviso. Rami Malek, conocido por su papel protagónico en la serie Mr. Robot y quien personifica a Mercury, se quejó por el poco compromiso de Singer. Tom Hollander, quien hace de Jim Beach, manager del grupo, se alejó del proyecto acusando la poca profesionalidad del director, aunque terminó volviendo al poco tiempo. El rol de Singer quedó en manos de Thomas Newton Sigel, quien era el director de fotografía. Habrá que ver si se mantiene o no la fecha de estreno que estaba programada para fines de diciembre de 2018. En octubre pasado se filtraron algunas imágenes de las escenas en las que se revive el histórico show del Live Aid 1985.

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta