Enero de 1998. Aunque todavía no se presentaban como Coldplay, Chris Martin y su banda dieron su primer concierto en el teatro The Laurel Tree, en Londres, ante un público de 150 personas.

El encargado de conseguir la fecha y lugar para el recital fue Will Champion, el baterista del grupo. “Desafortunadamente no teníamos nombre y entramos en pánico. Por eso elegimos Starfish”, explicaron los músicos en una entrevista.

Su debut fue el 16 de enero y aquellos curiosos que quisieron conocer a esta nueva banda pagaron cuatro libras por la entrada. Ni los propios integrantes del grupo se imaginaron que iba a convertirse en una escalada al éxito.

Dos años después, sacaron a la venta el álbum “Parachutes” y se posicionaron en los primeros puestos de venta en Reino Unido. “Yellow” fue uno de sus grandes hits, que les permitió una nominación en los Premios Mercury de septiembre del 2000.

Tras cosechar un gran popularidad en Europa, llevaron el álbum a Estados Unidos y allí se quedaron con el Grammy al Mejor Disco de Rock Alternativo.

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta