Así es el show que trae U2 a la Argentina

Así es el show que trae U2 a la Argentina

0

U2 anunció una nueva visita a Argentina, a 30 años de la edición de The Joshua Tree, el disco que marcó el despegue internacional de la banda. En esta nueva gira, lo vuelven a reinterpretar completo manteniendo el orden original de las canciones y con arreglos nuevos, lejos de la nostalgia.

Tomando como base el tour The Joshua Tree 1987, el director creativo Willie Williams rearma el mismo escenario de aquel tour con algunas mínimas modificaciones, más que nada técnicas, ya que hace 30 años era imposible incluso soñarlas. La misma pantalla de fondo, pero esta vez con tecnología LED de altísima definición, en la que se reproducen mayoritariamente imágenes del desierto californiano de Mojave. Para las imágenes en vivo se utiliza un sistema de cámaras de alta definición 4K.

Menos tecnología y más música es la premisa de esta gira: solo la pantalla de fondo y nada más. U2 guardó los chiches electrónicos y los trucos que tanto le gusta usar en vivo para otra ocasión. El primer acto dura entre veinticinco minutos y media hora, aproximadamente. Comienzan situados en el escenario B, con la pantalla apagada y un arranque demoledor: “Sunday Bloody Sunday” y “New Year’s Day“. Hay varios cambios comparados a los últimos setlists: por ejemplo, por razones obvias, “With Or Without You” no es más el final. Hay otras (“Exit“, “A Sort Of Homecoming“) que rara vez suenan en vivo.

El segundo acto consta de The Joshua Tree completo, comienza al igual que 1987 con la pantalla en rojo y las siluetas negras de la banda completan la intro de “Where The Streets Have No Name“. Uno de los puntos altos del show es cuando Bono apunta a The Edge en “Bullet The Blue Sky“, recreando en vivo la escena emblemática de Rattle and Hum que además se convertiría en el afiche oficial de la película de 1988. Con “Mothers of the Disappeared“, seguido de unas palabras de agradecimiento de Bono presentando a la banda, da por concluida la segunda parte del concierto.

El tercer y último tramo está reservado para un clásico, “Bad“; el estreno “The Little Things that Give You Away” (en algunas fechas suelen remplazarlo por “I Will Follow“). Otros tres discos dicen presente: All That You Can’t Leave Behind (2000) con “Beautiful Day” y “Elevation“, de Passengers (1995) rescatan “Miss Sarajevo” y de Achtung Baby (1991) extraen “Ultraviolet (Light My Way)” más la infaltable “One“.

Es extraño no verlo a Bono con su Gretsch Irish Falcon colgada tocando. A raíz de un accidente de público conocimiento que derivó en una operación por múltiples fracturas, los médicos le prohibieron tocar la guitarra de por vida.

En total son dos horas de este nuevo espectáculo que presenta un disco que se editó hace 30 años y a pesar de eso sigue más vigente que nunca. Las guerras continúan y para peor Estados Unidos está gobernado por Donald Trump.

Fuente:IndieHoy

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta