El Gobierno argentino planea inaugurar su propia plataforma online, con películas y series solamente producidas en el país.

 

Se viene un cine nacional apto para todos y todas. Basado en el éxito mundial de Netflix (más de 40 millones de usuarios) el Gobierno planea lanzar su propia plataforma de contenido audiovisual, con películas y series argentinas de todos los tiempos, programas locales y las producciones más importantes de la región, mediante el pago de una tarifa plana mensual inferior a los ocho dólares de suscripción a Netflix.

ArSat y el Incaa ya firmaron el acuerdo y trabajan para digitalizar todo el material de la cinematografía nacional a través de la base de contenidos del Incaa. La primera prueba se produjo en 2011, con el lanzamiento del canal de cable Incaa TV, con una amplia grilla de films argentinos, iberoamericanos y programas. Sin embargo, no todas los videocables cuentan con la señal. La creación del «netflix» nacional, permitirá mayor difusión. «Lo que queremos es que el cine argentino se vea y cuantos más canales seamos, mejor», expresó Eduardo Raspo, director ejecutivo del canal.

A su vez, el director Juan José Campanella, enemistado con las políticas del cine nacional, había expresado al Hollywood Reporter la importancia de competir con el mercado ilegal a través de una plataforma que difunda las producciones de Latinoamérica, pero la dificultad estaba en el financiamiento. «Los problemas son muchísimos, porque para abrir algo como Netflix se requiere un caudal de inversión gigantesco que no tenemos y de películas con una atracción que tampoco tenemos, pero lo queremos hacer». Ahora, el gobierno nacional le va a dar con el gusto, a través de múltiples dispositivos, incluidas consolas de videojuegos y smartphones.

Fuente: Notas.org

 

Deja un comentario