Golden State derrotó a San Antonio aumentó su ventaja en la final...

Golden State derrotó a San Antonio aumentó su ventaja en la final del Oeste

Los Warriors se impusieron por 136 a 100; con el partido definido prácticamente desde el segundo cuarto, Manu Ginóbili apenas jugó cinco minutos y anotó dos puntos.

Todo se hizo cuesta arriba para San Antonio sin Kawhi Leonard. Y Golden State es un gigante que no perdona vacilaciones. En el Oracle Center, en el segundo juego de la serie final de la Conferencia Oeste de la NBA, los Warriors se impusieron por 136 a 100 y se adelantaron por 2 a 0.

Los Warriors se impusieron por 113-111 en el primer juego, y el tercer match se realizará el próximo sábado, a las 22, en el AT&T Center de San Antonio.

Un cuarto fue suficiente para confirmar la hipótesis: sin Kawhi Leonard, San Antonio no puede ser competitivo frente a Golden State Warriors. La tarde de Oakland fue una pesadilla para los Spurs.

Si el desafío ya era mayúsculo antes de la lesión de su máxima estrella, rescatar un triunfo como visitante sin Leonard era una utopía para un equipo anímicamente golpeado y físicamente desgastado tras batallar hasta el último segundo del primer encuentro. Hasta la actitud de los fanáticos locales en el Oracle Arena mutó: más relajados, no fueron ni tan ruidosos ni tan molestos, como si asistieran a una película ya conociendo su final.

Tras un primer minuto de sequía, Kevin Durant destrabó el empate parcial con un doble y San Antonio, que no pudo ponerse en ventaja nunca a lo largo del juego, jamás pudo recuperarse. El primer parcial concluyó con 17 puntos de ventaja a favor de Golden State. Haciendo gala de su altísima efectividad (65,1% de campo y 57,9% en triples), los Warriors se fueron al entretiempo con 28 puntos a su favor, sin partido y con un rival sin capacidad de reacción. El escenario fue una clara contraposición con el primer duelo: si bien San Antonio llegó a gozar de 25 unidades en su favor, la reacción de la armada que lideran Stephen Curry y Kevin Durant era factible.

Gregg Popovich identificó rápidamente que otra hazaña, aún más épica aquel sexto partido de la semifinal donde los Spurs contaron con la connivencia de Houston Rockets para consumar una victoria épica, era imposible: rotó rápidamente, le dio minutos a quienes menos habían participado durante los playoffs y reservó a sus principales soldados para un tercer partido que se disputará el próximo sábado en San Antonio.

Manu Ginóbili prácticamente no participó: solo disputó cinco minutos y sumó dos puntos además de una asistencia. Con el desgaste acumulado de dos sus últimas dos actuaciones, donde promedio más minutos que durante casi todos los partidos de sus últimos dos años en la liga, fue el máximo protegido por Popovich.

Stephen Curry volvió a brillar con 29 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias en 30 minutos que fueron un show porque desparramó prácticamente a todo aquel que intentó marcarlo. Kevin Durant apenas necesitó aportar 16 unidades a la causa en una jornada en la que ambos equipos utilizaron la totalidad de sus planteles durante los últimos dos cuartos, ambos prácticamente con su tercera unidad y mientras el público empezaba a descongestionar las tribunas.

Solo Jonathon Simmons, artífice de que San Antonio mantuviera alguna ilusión durante el primer cuarto, respondió en la noche de Oakland: sumó 22 puntos, tres rebotes y tres asistencias. Otra vez quedó en deuda LaMarcus Aldridge, quien encestó solo cuatro de sus once intentos al aro y cerró su participación con ocho puntos.

La serie viajará ahora a San Antonio, donde se disputará el tercer partido el próximo sábado. Con seis días de descanso, Popovich espera contar con Kawhi Leonard para intentar remontar en una serie en la que el alero es indispensable como el único jugador capaz de crear sus propias oportunidades ofensivas y de marcar a prácticamente cualquiera de los jugadores de Golden State. Sin él, llegar a la final de la NBA sería un milagro.

Así se jugará el resto de la serie

Juego 3: sábado 20, a las 22, en el AT&T Center, de San Antonio

Juego 4: lunes 22, a las 22, en el AT&T Center.

Juego 5 (*): miércoles 22, a las 21, en el Oracle Arena, en Oakland.

Juego 6 (*): viernes 26, a las 22, en el AT&T Center.

Juego 7 (*): domingo 28, a las 22, en el Oracle Arena.

(*) Si es necesario.

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta