El Masters de Roma le dio la primera alegría de la temporada a Juan Martín del Potro, ya que el tenista argentino no mostró rasgos de dolor en la rodilla y aplastó al belga Goffin por 6-4 y 6-2. De esta manera pasó a la siguiente ronda en donde se enfrentará al ganador del partido entre Nick Kyrgios y Casper Ruud.

Del Potro fue muy inteligente ante Goffin, un rival al que sólo le había ganado una vez, en Basilea 2016, y perdió en tres ocasiones: Shanghai 2016, más Roma y Cincinnati el año pasado, pero al que logró controlar, sobre todo en el segundo set.

En el primer parcial, la «Torre de Tandil» logró dos quiebres, el primero con un revés paralelo notable para ponerse 2-1, y el segundo cuando se adelantó 4-3, y definió por un ajustado 6-4.

En el segundo parcial, ajustó la devolución y eso le permitió quebrar al belga en dos oportunidades, primero para adelantarse 1-0 y luego 4-1.

Del Potro dispuso de tres match points con su saque y lo cerró en el primero con un ace que dejó perplejo al belga, para luego festejar con el puño cerrado el pase de ronda, y no relajarse demasiado ya que en un par de horas jugará de nuevo, debido a la lluvia que afectó ayer el Foro Itálico e impidió que se desarrolle la programación de la jornada.

El mejor tenista argentino, lleva adelante un proceso de reinserción al circuito que comenzó la semana pasada en Madrid, luego de haberse recuperado de una lesión en la rodilla derecha (fisura de rótula) que sufrió en octubre de 2018 y este año apenas le había permitido jugar tres partidos. En ese torneo cayó en su primer partido con el serbio Laslo Djere por 6-3, 2-6 y 7-5, luego de haber desperdiciado un match point en el tercer set con el marcador 5-4 a su favor y su rival sacando 30-40.

En Roma, Del Potro se encontrará una vez más con lo mejor del circuito, es decir Novak Djokovic (1), Rafael Nadal (2), Roger Federer (3), y Alexander Zverev (4). Será una gran prueba para su tenis, pero también para su físico.

La mejor actuación del tandilense en Roma fue en 2017 cuando alcanzó los cuartos de final y perdió con el serbio Djokovic, mientras que el año pasado cayó en segunda ronda precisamente ante el belga Goffin por un ajustado 7-6 (7-5) y 7-6 (7-4).

El abierto romano repartirá premios por 5.791.280 euros y forma parte de la gira sobre polvo de ladrillo previa a Roland Garros, el segundo Grand Slam del año que se jugará en París desde el 26 de mayo. El campeón vigente es Nadal, quien alzó el trofeo en el Foro Itálico en ocho ocasiones, y su rival más peligroso es Djokovic, que se coronó cuatro veces, la última en 2015.

Leave a Reply