Diego Schwartzman no pudo cerrar de la mejor manera su gira por Asia. En el Masters 1000 de Shanghai, fue derrota ante un peligroso primer rival como Sam Querrey.

Fue 6-3 y 6-4 para el estadounidense (57°) del ranking mundial, ante el argentino (16°), que venía de un corto recorrido en Tokio, después de un duro trajín competitivo (US Open, Copa Davis, Laver Cup y ahora gira asiática) que lo paseó por varios husos horarios y superficies distintas en cuestión de semanas.

El estadounidense, ex-N°11 del mundo, guarda entre sus credenciales 10 títulos ATP, una semifinal de Wimbledon y dos triunfos ante jugadores N°1 en Grand Slam… y lo demostró.

Quien avance se medirá en segunda rueda con Taylor Fritz, quien superó a Robin Haase por 6-3 y 7-6, en el cuarto que tiene a Roger Federer como favorito.