El 2018 fue uno de los mejores años de la historia de River. El conjunto de Núñez se consagró campeón de la Copa Libertadores por cuarta vez, con el plus de que el duelo decisivo fue frente al rival de toda la vida, Boca.

Sin embargo, la defensa del título comenzó con sufrimiento para los dirigidos por Matías Biscay (Marcelo Gallardo sigue suspendido por la Conmebol), ya que empataron sobre la hora 1-1 con Alianza Lima en Perú.

En el marco de la primera fecha del Grupo A, el Millonario arrancó mejor y dominó en el primer tiempo, pero sufrió en defensa y falló mucho en ataque. A los 31 minutos de esa etapa, un lateral cayó en el área de Franco Armani, pero Lucas Martínez Quarta cabeceó de manera defectuosa y la pelota le quedó servida a José Manzaneda, quien marcó el primer tanto del encuentro.

En el complemento, el equipo de Miguel Ángel Russo se mostró más firme en todas sus líneas, aunque siempre cediéndole la iniciativa a la Banda y esperando con paciencia. Y cuando quedaban diez minutos River tuvo una inmejorable oportunidad de igualar, pero Pedro Gallese le atajó el penal a Rafael Santos Borré y ahogó el grito de una igualdad que era merecida.

Cuando se jugaba el descuento del partido, el juvenil Cristian Ferreira (quien había ingresado un rato antes por Juan Fernando Quintero), la clavó en un ángulo de tiro libre para darle un punto justo al Millonario, y repetir lo que había hecho en el Monumental ante San Martín de Tucumán con otra buena ejecución de pelota parada.

La zona la completan Inter de Porto Alegre (Brasil), con los argentinos Andrés D’Alessandro, Víctor Cuesta y Martín Sarrafiore; y Palestino (Chile), con Agustín Farías y Lucas Passerini. En su primer juego entre sí, el conjunto brasileño superó 1-0 al chileno fuera de casa.

En la segunda fecha de la zona, River se medirá el miércoles 13 de marzo desde las 21.30 ante Palestino como local, mientras que Alianza Lima visitará al Inter el mismo día y a la misma hora.

Deja un comentario