Ya son varios los equipos del ascenso que eliminaron de la Copa Argentina a conjuntos de Primera División. Sol de Mayo dejó afuera a Rosario Central y Estudiantes de Caseros sacó a Tigre. Pero lo conseguido por Real Pilar marcó un hecho histórico en la Copa Argentina: un equipo de Primera D eliminó a uno de la categoría más alta del país.

Real Pilar es el club más joven de todas las divisiones del fútbol argentino: fue fundado hace dos años.

Vélez fue a jugar a la cancha de Temperley con la mayoría de sus jugadores suplentes y se vio sorprendido por un rival entusiasta que le fue a pelear de igual a igual a un equipo cuatro categorías más alto.

Luego de una mala salida defensiva de Vélez, Real Pilar aprovechó para ponerse 1-0 con gol de Nahuel Ríos a los 34 minutos del primer tiempo. El “Fortín” tuvo una chance al final, pero Franco Maraia, elegido la figura del partido, la sacó de la línea.

Los ingresos de Matías Vargas y Rodrigo Salinas en el comienzo de la segunda etapa le permitieron a Vélez ser protagonista. Pablo Galdames tuvo una clara chance que fue despejada por el arquero Tomás Sultani. A los 42 minutos, Salinas logró marcar el gol que sellaba el empate, pero fue anulado por haber tocado su mano.

A pesar de el empuje y las situaciones de gol, Real Pilar pudo sostener la ventaja hasta el final y terminó con jugadores acalambrados por el esfuerzo en los 90 minutos.

Por los 16avos de final de la Copa Argentina, Real Pilar enfrentará al ganador del partido entre Belgrano y Deportivo Riestra.

Leave a Reply