“Instagram music is not available in your region” y otros mensajes que no volveremos a ver en nuestra vida: la red social comenzó a habilitar desde ayer lunes la posibilidad de sumar música a las historias para los usuarios argentinos.

Si bien hasta ahora era posible compartir una canción de Spotify o Soundcloud en una historia, la nueva funcionalidad va un paso más allá y permite que un fragmento de hasta 15 segundos de una canción pueda sonar en cualquier story.

Los temas disponibles no provienen de Spotify ni de los MP3 guardados en el teléfono (¿alguien sigue haciendo eso?), sino de una biblioteca desarrollada por Facebook para su uso tanto en esa red social como en Instagram.

Todo artista puede hacer que sus obras estén disponibles para ser compartidas junto a fotos y videos de gatitos, comida y paisajes, siempre y cuando se hayan asegurado de que el servicio que utilizan para subir su música a distintas plataformas incluya la opción de monetización con Facebook.

Para el resto de los mortales, cuyo interés pasa por efectivamente compartir canciones junto a fotos y videos de gatitos, comida y paisajes, el paso a paso es el siguiente:

1- Al crear una historia, aparece la opción “Música” en el menú inferior; de todos modos, es más sencillo armar primero el contenido y luego cargar la canción.

2- Una vez tomada la foto o el video, hay que hacer clic en el ícono de stickers, entre las opciones de descarga y dibujo.

3- Allí, abajo de “Ubicación”, aparece “Música”.

4- El buscador es similar al de YouTube o Spotify: al escribir el nombre de un artista o tema surgen todas las opciones posibles.

5- Luego, hay que seleccionar un fragmento de la canción, que no puede superar los 15 segundos.
Si bien el estándar son 15 segundos, es posible reducir el fragmento aún más.

6- Solo resta elegir el color del sticker que se suma a la story, ubicarlo en la posición preferida y, claro, publicar.

Leave a Reply