Californication fue publicado el 8 de junio de 1999. Desde ese día, la historia de los Red Hot Chili Peppers se partió en dos. El disco es una declaración de amor al estado norteamericano que los vio nacer; una región marcada por la cultura del surf, los atardeceres dorados, e incontables aspirantes a estrellas de Hollywood. Pero en lugar de ofrecer una oda a los excesos, la banda buscó reflejar el costado oscuro del vicio en sus canciones, desplegando una fuerte crítica que sin caer en el pesimismo. Todo estuvo fuertemente inspirado en el dolor que les dejó la muerte de su guitarrista Hillel Slovak, a causa de una sobredosis en 1988. Fue desde ese momento que Anthony Kiedis y compañía tuvieron noción de los peligros reales de las adicciones.

Californication es el álbum más icónico de la agrupación hasta la fecha, marcado por el gran aporte creativo de sus cuatro miembros pero sobre todo el de John Frusciante, virtuoso guitarrista que por entonces salía de su dura etapa de rehabilitación tras abusar de la cocaína y heroína. Kiedis y sus demás compañeros no solo ayudaron a Frusciante a superar esa situación sino que trataron de estimularlo a nivel creativo.

El resultado final fueron canciones como «Porcelain», «Scar Tissue», «Around the World» y «Californication», que es hoy el single más conocido de la banda. Lo gracioso es que la canción estuvo a punto de no formar parte del álbum porque a todos les parecía complicada de tocar. Por suerte, John encontró la manera de hacerla más accesible y dos días antes de registrar los tracks optaron por incluirlo y más tarde nombraron toda la producción en su honor.

Aunque inicialmente la banda se sintió insegura respecto de su nueva entrega, pensando que un material tan exitoso y elogiado como Blood Sugar Sex Magik (1991) era difícil de superar, con la astucia de Californication cosecharon una enorme popularidad a nivel global y lograron traducir el espíritu de toda una era.

Un dato curioso: a David Bowie le ofrecieron ser productor del disco, pero el ídolo británico se negó sin mayores explicaciones. Finalmente, Rick Rubin fue el encargado de producir esta genial placa, quien ya había trabajado con el grupo en Blood Sugar Sex Magik.

A 20 años del lanzamiento de Californication, podemos decir que los RHCP cerraron con 15 excelentes canciones la década más prolífica del rock alternativo.

Fuente:IndieHoy

Deja un comentario