Boca Juniors debutó en la Copa Libertadores de América 2019 con un buen empate desde el punto de vista del resultado ante Jorge Wilstermann, en la altura boliviana, pero pobre desde el lado futbolístico. Fue un 0 a 0 deslucido ante el que es, tal vez, el rival más débil del grupo G.

El encuentro se jugó en el estadio Félix Capriles de la ciudad de Cochabamba (2.570 metros sobre el mar).

Los aviadores llevaron la iniciativa pero no fueron contundentes, mientras que el xeneize se asentó sobre todo el terreno, no se concentró únicamente en la defensa, sino que copó espacios en todo el terreno, lo que también permitió que el Wilstermann llegara con peligrosidad al área rival.

Por la segunda fecha del Grupo G, Boca Juniors recibirá el 12 de marzo en la Bombonera a Deportes Tolima, en tanto que Wilstermnan visitará dos días después al Atlético Paranaense.

Leave a Reply