Se retira una de las leyendas de los efectos especiales

Se retira una de las leyendas de los efectos especiales

0

Uno de los gigantes del maquillaje y la animación de la "vieja escuela" decidió dejar el cine debido al avance de la animación computarizada.

Es un momento triste para los cinéfilos, porque una leyenda decidió decir basta al celuloide. Se trata de Rick “Monster Maker” Baker, especialista en maquillaje y efectos especiales conocido por su laburo monumental en hits del cine y la televisión, con cuatro décadas y media de laburo que lo llevaron a ser asistente de Dick Smith en El Exorcista (The Exorcist, 1973), a aventuras como, por ejemplo, terminar creando extraterrestres en La Guerra de las Galaxias (Star Wars, 1977), y luego volverse su propia leyenda.

Él fue responsable por la inolvidable transformación al centro de Un Hombre Lobo Americano en Londres (An American Werewolf in London, 1981). Creó un infierno pesadillesco en Cuerpos Invadidos (Videodrome, 1983). Hizo que Ron Perlman se volviera un hermoso monstruo en la serie La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast, 1987-1990). Transformó a Martin Landau en Bela Lugosi para Ed Wood (1994). Diseñó los aliens fantásticos de la trilogía de Hombres de Negro (Men in Black). Volvió gordo a Eddie Murphy en El Profesor Chiflado (The Nutty Professor, 1996). Convirtió a Jim Carrey en El Grinch (How the Grinch Stole Christmas, 2000). Llevó a Hellboy (2004) y su mundo del cómic a la pantalla grande. Y aparte de su filmografía que lo hizo ganador de siete Oscars, está su logro más icónico: darle el look monstruoso a Michael Jackson que catapultó al video musical de “Thriller” (1983) a la memoria popular.

Pero todo tiene que terminar. En una entrevista a un medio radial declaró: “En primer lugar, las cosas generadas por computadora definitivamente quitaron la parte animatrónica de lo que hago. También está empezando a sacar la parte del maquillaje. El tiempo es indicado, tengo 64 años, y el negocio es loco ahora mismo. Me gusta hacer las cosas bien, y ellos querían algo barato y rápido. Eso no es lo que quiero hacer, así que simplemente decidí que es básicamente tiempo de salir. Consideraría diseñar o consultar en algo, pero no pienso que tendré más un gran estudio de trabajo”.

Y acá es donde llegamos a la parte más triste de esta historia. Hasta el añoira el creadr pasado, Baker mantenía un edificio de 60 mil pies cuadrados en Glendale, California, llamado Cinovation Studios. En ese lugar que luego cambió para verse como un castillo de terror con elementos de museo, él diseñaba, moldeaba y guardaba sus creaciones, compartiendo su espacio con un pequeño grupo de apasionados artistas. Pero debido al cambio de la industria, él tuvo que despedir a su staff y vender el lugar para lo que hoy es un simple depósito. “El edificio era magnífico cuando estaba haciendo El Grinch o El Planeta de los Simios (Planet of the Apes, 2001), pero la industria cambió. Los grandes films con maquillaje no parecen existir más, y tenía la esperanza de que algo más iba a venir. Hice Hombres de Negro 3 (Men in Black 3, 2012), lo cual fue bueno para ellos, pero el último film que hice fue Maléfica (Maleficent, 2014), y básicamente podría haber hecho eso en un garage”, relató.

Dejá tu comentario

Loading Facebook Comments ...

SIN COMENTARIOS

Deja una respuesta